A continuación te contamos de algunas estrategias que funcionan al estilo “performance”, lo que en esencia es trabajar con cobro o pagos en base a resultados medibles y concretos.

1. Affiliate Marketing

El marketing de afiliación o “affiliate marketing” es un tipo de publicidad por resultados en el que un negocio recompensa a uno o más promotores por cada visitante o cliente traído por los propios esfuerzos de comercialización de ese afiliado. La industria cuenta con cuatro elementos fundamentales: el comerciante, la red (que contiene las ofertas que puede publicar el afiliado y también se encarga de los pagos), el editor (también conocido como “el afiliado”), y el cliente.

2. Inbound Marketing

El inbound marketing se ha hecho popular estos últimos años y ciertamente integra y define lo que conocemos como “trabajo por resultados”. Una de las aplicaciones líderes en esta línea nos ayudan a definir qué significa este servicio: “Inbound es todo lo que se refiere a crear y compartir contenido con el mundo. Mediante la creación de contenido específicamente diseñado para apelar a tus sueños o necesidades como consumidor, el inbound marketing atrae prospectos calificados a tu negocio y los mantiene regresando para obtener más”.

3. Remarketing y Retargeting

El retargeting ayuda a recuperar o retornar los visitantes que llegaron a tu sitio (por SEO, SEM, afiliación o cualquier otra vía) pero que no convirtieron. La manera de hacerlo es enseñándoles tus anuncios en otras webs. Son anuncios de display o motores de búsqueda que son específicos y dirigidos a este potencial cliente que se gatilla según la acción que haya (o no) realizado en tu sitio. El retargeting es ideal para todo tipo de webs transaccionales.

4. Audiencias por Interés

Las audiencias por interés o clúster de audiencias son muy interesantes cuando queremos trabajar por performance y puntualmente con prospectos o “leads” de muy buena calidad. Algunas aplicaciones proveen este servicio que se enmarca en la detección de comportamientos de las audiencias en relación a algunas categorías específicas que son segmentables por país, sexo o edad. Los grupos de interés se forman por el comportamiento de los usuarios medidos mediante un píxel o cookie en distintos sitios durante los últimos 30 días.

5. E-mail Marketing Follow Up

Las estrategias e-mail marketing suelen ser tristemente famosas por su capacidad de enviar a muchas listas de correos contenidos que no son relevantes o que no están segmentados. Muchas veces nos llega material proveniente de sitios en donde jamás nos hemos registrado. La mejor forma de utilizar el e-mail marketing es personalizado y como un claro acompañante del proceso de decisión y compra. Las estrategias como enviar un e-mail con un beneficio a usuarios que dejaron su carro de compra sin ejecutar son extraordinariamente efectivas aumentando el ROI de manera casi segura. Así también podemos enviarle al usuario correos dependiente de sus acciones y comportamiento de compra.

 

¿NECESITAS MEJORAR TU PERFORMANCE DIGITAL?